Miguel Rivera (Maga) cierra el undécimo ciclo de los Jueves Acústicos en el MEH

Hace más de cincuenta años que Cortázar parió a La Maga y la convirtió en musa para ellos e ideal para ellas. Algo menos, unos quince, desde que Miguel Rivera y Javier Vega (luego vendría César Díaz) decidieran llamar a su grupo como a aquella mujer despeinada y perfecta, y debutaran con un disco blanco (2002) que les colocó en un lugar privilegiado de la escena del indie pop nacional.

Maga en los Jueves Acústicos de MEH

Cuatro discos más fueron conformando hasta 2011 un cancionero único e imbatible por su profundidad lírica y musical, además de por la tremenda emoción que desbordaban sus temas. Y ahora, seis años después, vuelven Maga con este ‘Salto Horizontal’ (Warner Music, 2017) tan inesperado como inspirado: diez nuevas canciones, treinta y seis minutos de iluminado y resplandeciente pop mágico.

Comienza el disco con el susurro de Miguel Rivera en ‘Domingo’, y una letra –“¿quién me vio caer al suelo, levantarme y alzar el vuelo?”- que evidencia la reinvención de unos Maga que se han decidido entre otras cosas por primera vez a trabajar con un productor externo al grupo, Ángel Luján (Xoel López, Vetusta Morla, Anni B Sweet…). Una figura fundamental para liberar al grupo de sus corsés, aportando multitud de matices, arreglos y un aire mucho más luminoso, además de dotar de un poderoso músculo rítmico a las delicadas composiciones del grupo sevillano. Y llega la monumental “Báltico”, y su ritmo casi industrial, abriendo paso, como un rompehielos, a una bella historia de amor y libertad. Una de las canciones más destacadas de un disco en el que resulta casi imposible decidirse por una favorita.

Estos seis años nos han devuelto a unos Maga maduros y clarividentes, solo así nacen canciones tan rotundas como “Por las tardes en el frío de las tiendas”, en la que cuentan con la colaboración de Anni B Sweet, o “Cuando nadie me escriba”, otro tema destinado a convertirse en himno en sus conciertos. Nadie más podría haber escrito un canto a la soledad como este, imágenes de un hogar que se descompone a la vez que una relación se desvanece, la naturaleza fundiéndose con los sentimientos y otra vez esa emoción que solo son capaces de transmitir unos pocos escogidos.

Y sigue la voz de Miguel Rivera revoloteando, dibujando laberintos con salida, ahora en dos temas de aire folk como “Esmeralda” e “Incendios a merced del viento”, la guitarra acústica y la voz protagonistas de historias de amor frustradas, siempre dejando un hilo para la esperanza. Como en “Juego”, con ese grito de –“¡viva el corazón! ¡muera la impostura!”- con la colaboración de Zahara a los coros.

Y enfila el disco su último tramo con tres dedicatorias. A Cádiz, en “De plata”, una canción tan llena de vida como la ciudad culpable de que el sol y el mar estén tan presentes en el imaginario de Maga. A la poesía, en “La casa en el número 3”, residencia de Vicente Aleixandre, y donde lo visitaban Cernuda, Neruda, Lorca,… Y por último, en “La noria”, a aquellos que dan voz a los que nunca la han tenido, una canción comprometida con la situación política y social -“de nuevo sentir la plaza ocupada”- y a pesar de todo, optimista -“queda tanto por hacer, nadie va a quitarnos las ganas”-.

Maga están de vuelta, sin miedo a bailar, decididos y dispuestos a dar ese gran salto horizontal, aparentemente imposible, su particular malabarismo sin manos. Y lo consiguen con contundencia rítmica, exquisitez instrumental, melodías impecables y arreglos brillantes. Sensual y frágil poesía cotidiana articulada en las enérgicas canciones de este “Salto Horizontal” destinado a convertirse en uno de los discos imprescindibles del pop cantado en español.

Información del concierto de Miguel Rivera (Maga) en los Jueves Acústicos

Fecha: 23 de mayo

Lugar: Museo de la Evolución de Burgos

Precio de las entradas: 5 €

Venta de entradas: Taquillas del MEH y entradasgo.com



Concierto de Georgina en el Museo de la Evolución

Georgina cuenta con una dilatada trayectoria musical. A pesar de haber conocido el éxito en su Venezuela natal y recorrer gran parte de Latinoamérica con su música, en 2008 no duda en trasladar y fijar su residencia en España y forjar aquí una carrera en solitario.

Georgina en los Jueves Acústicos de MEH

Desde entonces Georgina ha publicado tres discos con Warner Spain, ha realizado más de 100 actuaciones por toda nuestra geografía y son numerosos los reconocimientos, llegando a ser nominada a los Grammy Latinos.

Canciones como ‘Supermujer’, ‘Con solo una mirada’, ‘Menamoré’ o ‘Rara’, son ya habituales en la programación de las principales radiofórmulas y es que no solo le han abierto las puertas de la radio nacional, sino que además son los medios con los que ha realizado extensas giras promocionales (Stage 40, Club100, etc.).

Gran parte del éxito de Georgina lo debe a su cercanía con el público. Con más de 100.000 seguidores en redes sociales, más de 12 millones de views en Yotube y 8 millones en Spotify, no es de extrañar que Georgina sea una de las artistas más queridas y respetadas de nuestro panorama musical, respeto que la ha convertido en la voz perfecta para apoyar a grandes artistas con los que ha colaborado como Pablo López, Alex Ubago, Melocos, Despistados, Taxi, El Sueño de Morfeo, etc… Muy pronto presentará su nuevos disco, el cuarto en su trayectoria como solista.

Información del concierto de Georgina en los Jueves Acústicos

Fecha: 2 de mayo

Lugar: Museo de la Evolución de Burgos

Precio de las entradas: 5 €

Venta de entradas: Taquillas del MEH y entradasgo.com

Marta Soto abre el XI Ciclo de los Jueves Acústicos del MEH

El 31 de agosto Warner Music publicó su nuevo álbum ‘Míranos’, el primer disco de Marta Soto, la cantautora onubense que en su día deslumbró a todos con versiones mágicas de su cancionero favorito. Provista de una voz cálida y comunicativa como pocas, arropada ahora por un repertorio propio e intimista, Marta Soto está llamada a convertirse en la gran revelación del pop español.

Marta Soto en los Jueves Acústicos de MEH

Si la música no se hubiese cruzado en su camino, Marta Soto (Punta Umbría, Huelva; 1996), por hache o por be, siempre habría estado conectada a algún tipo de arte, ya sea la fotografía, la poesía o el dibujo. Al menos eso afirma con rotundidad, sincera, nvencida y sencilla. Desde pequeñita siempre había estado atraída por la música. Su
padre se la había inculcado desde la cuna. La niña Marta lo había visto coger una y otra vez la guitarra, componer, tararear, desde que era chiquitita: “Me gustaba mucho lo que hacía pero le tenía mucho respeto a la música. Yo también admiraba a otros artistas viendo cómo hacían versiones de canciones de sus artistas favoritos”.

Autodidacta y cantando siempre de manera intuitiva, Marta decidió un día dar un paso adelante. Empezó a tocar la guitarra buscando los acordes por Internet. Buscaba canciones que le gustaban del cancionero pop español de personajes como Alejandro Sanz, Manu Carrasco, Vanesa Martín, Pablo Alborán o Antonio Orozco. Así fue ensayando y aprendiendo. “Un día decidí grabarme con una cámara para colgarlo en Internet. Y volví a intentarlo por segunda vez mejorando lo anterior pero sólo para compartirlo con mis amigas. Yo le tenía mucho respeto a aquello y sabía que en Internet había un nivel altísimo. Pero lo que hice empezó a tener muchas reproducciones. Mis versiones se fueron compartiendo y compartiendo, y de repente comprobé que en Facebook se habían hecho incluso eventos de mis videos. No me lo esperaba”.

¿Pero quién es Marta Soto?

Marta había aprendido a tocar la guitarra por YouTube. “Muy al principio, le pedí a mi padre que se sentara conmigo. Él me enseñó a coger soltura con la mano izquierda para que no cogiera manías. Pero aquello me resultaba demasiado lento y básico. Yo quería ir más deprisa y no tuve paciencia; él tampoco. Entonces, cuando él se iba a
trabajar, yo cogía su guitarra a escondidas y me metía en Internet para ver cómo se tocaba esta o aquella canción. Me llevaba horas y horas hasta que conseguía que sonara algo. Así fui aprendiendo, dedicándole muchas horas”.

Un día se cruzó en el camino de Marta un músico y productor gaditano llamado Daniel Ruiz, él ha sido en gran parte el culpable de que Marta terminara sumergida a todos los niveles en la música. “Me propuso trabajar juntos pero yo no me lo había planteado hasta aquel momento. Sólo tenía 16 años y no lo concebía. Pero empezamos a hacer cosas, él en San Fernando y yo en Huelva. Un día me mandó su versión al piano de ‘Pedacito de ti’, de Antonio Orozco, una versión bastante diferente a la original. La grabé, la subí a Internet y empezó a escribirse otra historia. Ya llevamos cuatro años trabajando y conociéndonos. Tengo mucho que agradecerle a Dani”.

Pero lo que confirmó a Marta de que podía dedicarse por completo a la música fue el público en general. “El primer concierto que di fue en mi pueblo, en un bar chiquitito llamado ‘África’. Allí estaban mi familia, todos mis amigos y no cabía un alma. Ese día vi a la gente emocionarse, muchos de ellos desconocidos llorando. Entonces pensé lo
bonito que era transmitir sentimientos así. Ese fue uno de los datos que me impulsó definitivamente a plantearme lo de la música”.

Marta Soto en ‘El Hormiguero’

Pasaban las semanas y Marta seguía subiendo en Internet versiones de canciones hasta que un día surgió un hecho inesperado. “Yo había subido mi versión de ‘A que no me dejas’, del último disco de Alejandro Sanz poco tiempo después de su publicación. No era habitual que yo hiciera eso porque siempre había hecho versiones de canciones con más años de vida. Lo que jamás imaginé es que llegara a oídos del propio Alejandro, quien a su vez se puso en contacto con Dani para proponerme ir a ‘El Hormiguero’ para interpretarla. El hecho de que la viera para mí ya era increíble. El resto ni siquiera podía imaginarlo. Lo único que pensé en aquel momento fue ‘No puedo defraudarlo’.

Lo ensayé muchísimo, estuve una semana sin dormir y todo me parecía muy surrealista. Esto fue en abril de 2016 y fue un antes y después en mi vida. Creo que el día que nos encontremos Alejandro y yo, lo único que podré hacer es darle un abrazo y con ese abrazo le diré muchas más cosas”.

Tras su actuación en televisión, fueron muchísimas las ofertas que le hicieron e innumerables las llamadas… Ya por aquel entonces Marta comenzaba a componer sus propias canciones. Fue un proceso de aprendizaje muy natural, reservando un lugar a todo, a las versiones y a las canciones propias.

Información del concierto de Marta Soto en los Jueves Acústicos

Fecha: 11 de abril

Lugar: Museo de la Evolución de Burgos

Precio de las entradas: 5 €

Venta de entradas: Taquillas del MEH y entradasgo.com

Carmen Boza cierra el décimo ciclo de Jueves Acústicos en el MEH

Voz indispensable dentro de la nueva generación de cantautores de nuestro país, Carmen Boza se dio a conocer con su primer trabajo ‘La mansión de los espejos’ financiado por un  crowfounding (¡objetivo conseguido en tan solo ocho horas!).

Su estilo, que recurre a referentes como Avril Lavigne, Christina Aguilera y Alicia Keys y está lleno de dejes y golpes de sonido característicos, se puede encuadrar dentro de la música girl power que pisa fuerte (Nathy Peluso, Rosalía, Noah…).

En abril vio la luz ‘La Caja Negra’, el nuevo trabajo discográfico de la cantautora que entró directamente en el número 2 de las listas de ventas en España.

Información del concierto de Carmen Boza en los Jueves Acústicos

Fecha: 20 de diciembre

Lugar: Museo de la Evolución de Burgos

Precio de las entradas: 5 €

Venta de entradas: taquillas del MEH y entradasgo.com